Un colegio privado paraliza la cesión de suelo para un concertado

Periódico El Mundo :: Educación :: 06/09/2014

Cuando el Consell anunció que estaba dispuesto a ceder suelo público a la iniciativa privada para que construyera colegios concertados, hubo un sector que, por paradójico que parezca, no lo vio nada claro. Y este fue el de los titulares de centros privados. Al fin y al cabo, muchos veían en esta iniciativa una competencia desleal para sus colegios. Fruto de ese recelo, uno de esos centros ha paralizado el proceso en Calpe con la presentación de un recurso ante la Conselleria de Educación.

El recurso lo ha presentado el colegio privado Lope de Vega de Benidorm, que también recibe alumnado de Calpe. Y frente al argumento de la Conselleria de que el municipio alicantino carece de oferta educativa concertada, fuentes del Lope de Vega indicaron a este diario que «no existe necesidad ni conveniencia de crear» uno de los llamados centros de iniciativa social (CIS) en Calpe.

La tesis que sostiene el recurso es justamente la contraria a la del Consell:«La demanda no está garantizada, la oferta actual no está cubierta, no existen previsiones de crecimiento poblacional y se generaría un gasto innecesario y elevado para las arcas públicas».

En concreto, el colegio alicantino aporta cifras como el «elevado número de vacantes» que han quedado en Calpe, y que cifra en 321 para Infantil y Primaria. Esto se suma al hecho de que «la Conselleria de Educación lleva cuatro años eliminando unidades a un ritmo de una unidad anual, en consonancia con el retroceso experimentado en la población menor de 16 años».

El colegio insistió en que «la natalidad en el municipio de Calpe ha ido disminuyendo drásticamente», hasta llegar al punto de que en 2013 «únicamente se registraron 109 empadronamientos de personas de 0 a 1 año».

El informe analiza igualmente la demanda, concluyendo que sólo 51 alumnos están matriculados en colegios concertados de fuera del municipio. Y si el CIS tiene nueve unidades de segundo ciclo de Infantil, 18 de Primaria y 12 de Secundaria, «al final habría 39 unidades para 51 alumnos, es decir, 1,3 alumnos por unidad, lo que prueba que es innecesario».

Con este recurso, la Conselleria se ve obligada a paralizar de momento el concurso, al que ya se habían presentado dos empresas, según confirmaron fuentes del departamento que dirige María José Català. Las mismas fuentes explicaron que se dará respuesta en el plazo de una semana, aunque lo previsible es que continúe el proceso.

El concurso que sigue en marcha es el correspondiente al CIS de Elche, al que se han presentado cuatro empresas. Entre ellas figura la reconocida Trinity College Group of Spain, a la que se le requiere documentación sobre su pertenencia a un grupo empresarial.

 

Solvencia económica

Otra de las empresas que busca instalarse en Elche es Alfedel, que ya gestiona numerosos colegios en la Comunidad de Madrid. En este caso, sin embargo, la mesa de licitación ha concluido que «no cumple el requisito de solvencia económico-financiera exigido».

Otra empresa a la que se le cuestiona sus cuentas es el Centro de Enseñanza Reino de Valencia de Elche, que comenzó a operar el pasado mes de mayo. En este caso, la mesa entiende que «no cumplen los requisitos de solvencia técnica o profesional», por lo que reclama documentación que demuestre que la mitad del personal directivo tiene «experiencia al menos de tres años en la gestión de centros docentes no universitarios».

 

QUÉ VALORA LA ADMINISTRACIÓN

  • Proyecto educativo.Es el que más puntúa, según los pliegos de condiciones para la adjudicación, pues se valorará con 70 puntos sobre 100. Aquí se incluyen desde la apuesta por las lenguas y la tecnología a «soluciones innovadoras», «sistemas de diagnóstico de calidad educativa», actividades complementarias y extraescolares o atención a la diversidad.
  • Instalaciones. En este apartado se valora la solución técnica de las obras, las instalaciones propiamente dichas y el equipamiento del colegio. En total, se puntuarán con un máximo de 25 puntos.
  • Oferta económica. Sus 5 puntos se otorgarán en función de las propuestas que mejoren al alza el canon mínimo anual que habrá que pagar (de 8.497 euros en Calpe y de 11.467 en Elche). Se tendrá también en cuenta la viabilidad económica del proyecto.
2018-02-01T12:04:19+02:00miércoles, septiembre 10, 2014|Noticias Institucionales|