“Es inadmisible que el modelo de la Concertada sea un negocio”

Entrevista MAGISTERIO Edición Nº 12.024 Octubre 8/2014

Elena Cid denuncia la situación que se vive en la nueva concertada. Acusan a los centros de vulnerar el principio de la gratuidad de la enseñanza al cobrar cuotas por conceptos no muy claros.
Elena Cid es gerente de CICAE, la Asociación de Colegios Privados e Independientes que surgió tras la escisión de Acade.

Desde hace unas semanas, CICAE denuncia la competencia desleal que supone para sus centros algunas de las irregularidades que se están produciendo en los colegios de la ‘nueva concertada’. Según denuncian, la Administración está haciendo la vista gorda ante esta situación, una falta de control que consideran todo un despropósito.

Pregunta.
Hace un par de semanas denunciabais irregularidades en el sistema de cobros en los centros concertados. ¿Qué está sucediendo?

Respuesta.
Sí, CICAE ha interpuesto un recurso de alzada contra las instrucciones que la Dirección General de Becas de la Comunidad dicta a los colegios concertados y que, a nuestro juicio, vulneran el artículo 51 de la LODE. En nuestra opinión, el principio de gratuidad de las enseñanza obligatoria concertada no está garantizado en algunos colegios, porque se les permite cobrar cuotas por conceptos no muy claros, en unos horarios y con unos contenidos que se desconocen. Es inadmisible que el modelo concertado sea un negocio. En estos colegios casi siempre se vulnera el principio de voluntariedad del pago y contratación de las actividades complementarias y la Administración no ejerce el control y vigilancia necesarios para que esto se cumpla. Las familias no saben por qué están pagando, piensan que tienen una obligación y no es así. ¿Qué pasa con aquellas familias que no pueden pagar el complemento formativo?¿no van a obtener una formación de calidad?

P. ¿ De qué actividades complementarias estamos hablando?
R. Eso es lo que no se sabe muy bien. Cada centro cobra por un concepto muy diferente.
Te puedes encontrar desde comprensión lectora, cálculo matemático o proyecto integral educativo, entre otros. ¿Qué pasa con el niño que no lo paga, no tiene un proyecto integral educativo en ese centro? La culpa de todo esto es de la Administración ya que son los que tienen que regular y asegurarse que las cuotas que cobran los colegios están justificadas, son voluntarias, en un horario elegible, que no hay discriminación, etc.

P. ¿Estas cuotas pueden superar en algunos casos las de algunos centros privados?
R. Claro, se está cobrando hasta 200 euros al mes por niño solo por el complemento formativo.
Se ha convertido en un negocio, además muy rentable.
Si realmente este modelo no tuviese ese carácter lucrativo, ¿por qué tantos empresarios están acudiendo al nuevo concierto?
Es una llamada a todos los empresarios a invertir en Educación concertada.

P. Cuando dice ‘nueva concertada’ ¿a qué hace referencia?
R. Diferenciamos claramente entre modelos de concertada y no hablamos de los centros que tradicionalmente han sido creados por congregaciones religiosas y con un carácter no lucrativo. Sin embargo, se ha abierto un nuevo modelo de negocio donde al empresario se le cede un suelo público, con un canon irrisorio, se le exime del pago de impuestos y se le permite el cobro a las familias sin ningún tipo de control. En las instrucciones entregadas por la Administración no se exige una justificación del cobro o un control de la información hacia las familias. La Comunidad debería tener un mecanismo de control para garantizar que el derecho a una Educación de calidad subvencionada se cumpla, algo que, por ejemplo, en Castilla y León ya sucede. La Administración con esto deja entre ver que el currículo oficial es insuficiente ya que las familias han de pagar ese complemento formativo para garantizar una Educación de calidad. Sin ese complemento, ¿la Educación de calidad no es de calidad?

P. ¿Conocéis casos de familias que se hayan negado a pagar esos complementos?
R. Todos conocemos casos de familias que han tenido que dejar de pagar las cuotas voluntarias y de alguna manera los niños han sido discriminados, pero es muy difícil denunciar y enfrentarte al colegio donde llevas a tus hijos.
Las familias tampoco tienen muchas posibilidades de no pagar esos complementos formativos, muchos de ellos no saben que estos pagos son voluntarios. Esta es la forma que tienes de matricularte en el entro, si no das tu aprobación a las actividades, no accedes.
Por otro lado, conocemos casos en los que, por ejemplo, el niño no recibía el boletín de notas si no pagaba el complemento.
Nuestra denuncia va para que el sistema sea totalmente transparente y la Administración controle todo esto. Tiene que haber más regulación y control puesto que hablamos de fondos públicos ya que esto está llevando a una doble financiación y una altísima rentabilidad en algunos casos.

P. ¿Esto representa una competencia desleal para vuestros centros, que además no cuentan con ninguna financiación pública?
R. Es una competencia absolutamente desleal porque ofrecen unos servicios que no son los de interés social gracias a la financiación de la Administración. No pagan impuestos, se les cede el suelo de una forma muy barata, etc. Si la Administración controlara, no habría esta competencia tan desleal. Trabajan como colegios privados pero con todos los gastos fundamentales cubiertos con el dinero de todos. De seguir así, la subsistencia de nuestro sector se verá seriamente comprometida.

P. ¿Considera que algunas de las medidas de la Comunidad favorecen a la Concertada y la Privada?
R. Por supuesto. Los concertados se aprovechan impunemente de las publicidad adhesiva que supone confundir un privado con un concertado. Los
colegios privados son percibidos como garantía de Educación con un alto umbral de calidad y las familias sienten orgullo y satisfacción de poder matricular a sus hijos en este modelo de colegio. Por eso, los concertados se hacen llamar privados concertados, para aprovecharse de la falta de diferenciación en la mente de las familias.

P. ¿Cómo ha reaccionado la Consejería ante la denuncia que planteáis?
R. Nunca hemos tenido una respuesta oficial ante esta denuncia por lo que tendremos que seguir adelante por la vía judicial. Pretendemos que se anulen estas instrucciones y que se hagan unas que incluyan los tres principios de los que ya hemos hablado. ¿Qué pruebas más hacen falta para ver que todo este negocio es rentable? Cobrando más de 200 euros por niño y con todos los gastos pagados, el negocio es más que rentable.
Queremos que se regule todo aquello que cuente con fondos públicos y quien no quiera que vaya al modelo privado, que para eso existe. Muchos de estos centros se crean bajo una supuesta demanda de escolarización, pero ¿dónde está esa demanda? En muchos casos no hay necesidad de crear una nueva institución, se han abierto colegios concertados en áreas de influencia en las que existen otros colegios con plazas libres.

 

 

2018-02-01T12:11:42+01:00miércoles, octubre 8, 2014|Noticias Institucionales|