Rechazo a las Becas de Bachillerato de la Comunidad Madrid por “discriminatorias” para los alumnos

La Orden dispuesta en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 7 de julio recoge que la convocatoria 2020-2021 excluirá a los Bachilleratos de centros privados independientes, limitándose solo a Bachilleratos privados de centros que tengan la Secundaria concertada, fomentando así un solo modelo educativo. CICAE trasladó el 25 de junio a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid su disconformidad con los criterios anunciados de las Becas Bachillerato, por considerarlas discriminatorias para los alumnos y para los colegios privados independientes, sin haber obtenido respuesta.

La asociación solicitó, antes de la publicación de la Orden, reunión con Enrique Ossorio, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, para abordar los criterios de acceso a las becas de Bachillerato. El Bachillerato es una etapa educativa privada tanto en un colegio concertado como en uno privado independiente, por lo que Elena Cid, directora general de CICAE, señala que «resulta incomprensible que la Comunidad discrimine a los Bachilleratos de los colegios privados, cuando son igual de privados que los de los centros concertados. Estas ayudas no se dan ni a la privada, ni a la pública, ni a la concertada, sino que estas becas son para el alumnado con unas rentas muy bajas y le permiten tener la oportunidad de acceder a otras opciones educativas».

Aunque el objetivo de estas becas es dar la oportunidad a los alumnos para que continúen sus estudios en el colegio donde estaban escolarizados, la directiva de CICAE señala que «no entendemos que este curso se limite a los alumnos únicamente de Bachilleratos privados cuyos colegios tengan la secundaria concertada. Este requisito no tiene sentido para el estudiante, de lo que se trata es de brindarle la oportunidad de elegir libremente un Bachillerato de calidad. Reiteramos que los beneficiarios de estas ayudas son los estudiantes, no los colegios, pues estas becas no cubren el coste del puesto escolar en ningún caso; los centros las asumen como responsabilidad social hacia los alumnos».

CICAE considera que dejar fuera a una parte de los Bachilleratos privados supone coartar la verdadera libertad de elección de centro de las familias, tan proclamada por el actual Gobierno de la Comunidad, que resulta incompatible si solo se permite un modelo educativo. Este tipo de medidas, además, dificultan el desarrollo de opciones educativas independientes y va en contra de la libre competencia. Asimismo, manifiesta su malestar ante la falta de comunicación y respuesta de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid con el sector de enseñanza privada independiente.

La asociación ha trasladado esta cuestión a sus servicios jurídicos, que están analizando la legalidad de una medida que discrimina al sector de enseñanza privada e independiente.

También te interesará

Scroll al inicio