CICAE rechaza las Becas de Bachillerato de la Comunidad Madrid por considerarlas “discriminatorias” para los alumnos

La Orden dispuesta en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 7 de julio recoge que la convocatoria 2020-2021 excluirá a los Bachilleratos de centros privados independientes, limitándose solo a Bachilleratos privados de centros que tengan la Secundaria concertada, fomentando así un solo modelo educativo. CICAE trasladó el 25 de junio a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid su disconformidad con los criterios anunciados de las Becas Bachillerato, por considerarlas discriminatorias para los alumnos y para los colegios privados independientes, sin haber obtenido respuesta.

La asociación solicitó, antes de la publicación de la Orden, reunión con Enrique Ossorio, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, para abordar los criterios de acceso a las becas de Bachillerato. El Bachillerato es una etapa educativa privada tanto en un colegio concertado como en uno privado independiente, por lo que Elena Cid, directora general de CICAE, señala que “resulta incomprensible que la Comunidad discrimine a los Bachilleratos de los colegios privados, cuando son igual de privados que los de los centros concertados. Estas ayudas no se dan ni a la privada, ni a la pública, ni a la concertada, sino que estas becas son para el alumnado con unas rentas muy bajas y le permiten tener la oportunidad de acceder a otras opciones educativas”.

Aunque el objetivo de estas becas es dar la oportunidad a los alumnos para que continúen sus estudios en el colegio donde estaban escolarizados, la directiva de CICAE señala que “no entendemos que este curso se limite a los alumnos únicamente de Bachilleratos privados cuyos colegios tengan la secundaria concertada. Este requisito no tiene sentido para el estudiante, de lo que se trata es de brindarle la oportunidad de elegir libremente un Bachillerato de calidad. Reiteramos que los beneficiarios de estas ayudas son los estudiantes, no los colegios, pues estas becas no cubren el coste del puesto escolar en ningún caso; los centros las asumen como responsabilidad social hacia los alumnos”.

CICAE considera que dejar fuera a una parte de los Bachilleratos privados supone coartar la verdadera libertad de elección de centro de las familias, tan proclamada por el actual Gobierno de la Comunidad, que resulta incompatible si solo se permite un modelo educativo. Este tipo de medidas, además, dificultan el desarrollo de opciones educativas independientes y va en contra de la libre competencia. Asimismo, manifiesta su malestar ante la falta de comunicación y respuesta de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid con el sector de enseñanza privada independiente.

La asociación ha trasladado esta cuestión a sus servicios jurídicos, que están analizando la legalidad de una medida que discrimina al sector de enseñanza privada e independiente.

CICAE defiende que el fondo para Educación por la COVID-19 se dirija a las familias y colegios que lo necesiten

La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE considera que la propuesta del Gobierno en cuanto a las ayudas de reconstrucción para compensar la crisis sanitaria de la COVID-19 en Educación han de dirigirse a colegios sostenidos con fondos públicos y familias en función de sus necesidades. Independientemente de su titularidad, ya sea escuela pública o concertada, las consecuencias de esta situación no han sido las mismas para todos los centros. Tampoco ha sido igual en todas las zonas del país. Se ha de tener en cuenta la brecha digital existente y el apoyo que precisa cada colegio en concreto para beneficiar al alumnado más vulnerable.

Es imprescindible que, dejando a un lado si la escuela concertada en su totalidad recibe un incremento de fondos públicos para paliar la crisis sanitaria, se realice un mayor control de las cuotas que cobran a las familias. CICAE lleva años insistiendo en las irregularidades de parte de la escuela concertada, que exige pagos a los padres en etapas de educación obligatoria, en contra de la legislación vigente. Las familias atraviesan ahora una situación de mayor dificultad económica, por lo que las Administraciones Públicas han de velar aún más por su acceso a la educación en el centro sostenido con fondos públicos que elijan, sin sufrir indefensión ante condiciones no contempladas por la ley.

Desde la asociación defendemos que la mayor equidad en el reparto de ayudas públicas se conseguirá si se tienen en cuenta las necesidades de los colegios respecto a la inversión tecnológica que precisan, la contratación de profesorado, la protección de la salud y, sobre todo, si se dirigen directamente a las familias que más están sufriendo las consecuencias de esta crisis.

Los colegios necesitan autonomía para organizar la vuelta a las aulas en la Comunidad de Madrid

La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE agradece que la Comunidad de Madrid haya informado de las directrices y recomendaciones para el curso 2020-2021, en el que serán los centros educativos quienes adapten las medidas exigidas a sus propios protocolos para evitar el contagio de la COVID-19. Los colegios deben tener máxima autonomía de organización de acuerdo con sus características y espacios para asegurar la presencialidad con las mayores garantías.

“Los colegios han podido experimentar en junio la educación mixta (presencial y online) y nuestra conclusión es que es un reto muy complicado para ofrecer un servicio educativo de calidad”, manifiesta Elena Cid, directora general de CICAE. Por ello, esperan que las condiciones sanitarias sean las propicias para seguir en el Escenario 1 que plantea la Comunidad de Madrid, donde la presencialidad en todas las etapas cobra el protagonismo. No obstante, los centros educativos están organizando y planteándose todas las opciones para los diferentes escenarios que pueda haber a partir de septiembre, en el que se incluye seguir fortaleciendo la digitalización de enseñanzas, como ya recoge la Administración madrileña.

La asociación pide que Sanidad y Educación tengan mayor “complicidad” con los colegios, para que exista un asesoramiento y apoyo continuado, en el que se tenga en cuenta la compleja realidad de una organización educativa. A la red CICAE le preocupa no conocer la respuesta y protocolo de cierre de áreas o de centros que Sanidad adoptará ante las innumerables sospechas de contagio que surgirán a diario en los colegios.

Como enuncia la Comunidad de Madrid, “para que cada colegio pueda realizar un estudio de sus espacios y adaptar a ellos las medidas sanitarias, es acertado que el agrupamiento de alumnos no se configure a un número máximo de estudiantes, sino a espacios, pues 15 o 20 estudiantes en un aula pequeña son muchos, pero pocos para un salón de actos, un polideportivo o un espacio abierto”, explica Elena Cid.

La organización espera poder profundizar en las medidas del curso 2020-2021 en la reunión que mantendrá mañana con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, con el ánimo de que, entre todos, se garantice una vuelta a las aulas controlada y segura.

CICAE apoya la flexibilización de medidas que garanticen mayor presencialidad de la educación

La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE considera acertada la flexibilización de medidas de contingencia del COVID-19 en los colegios, con el fin de asegurar un mayor acceso a la educación presencial el próximo curso, y espera que las comunidades autónomas doten de máxima autonomía en función de las características y particularidades arquitectónicas de cada centro.

Confiamos que las soluciones adoptadas en la Conferencia Sectorial de Educación sirvan para tener una hoja de ruta definitiva que posibilite retomar la actividad presencial a partir de septiembre con la mayor normalidad posible y los colegios puedan elaborar sus propios planes de reapertura con previsión y sin la incertidumbre de las últimas semanas. Desde CICAE solicitamos poner el derecho a la Educación en el centro de las políticas de reconstrucción y también mayor unidad para que los protocolos específicos para centros educativos no generen desigualdades entre comunidades autónomas.

La flexibilidad de medidas como la distancia de seguridad a 1,5 metros o aforos más amplios, y en función de los espacios, permitirán marcar una hoja de ruta más realista para adaptar el servicio educativo presencial a la nueva normalidad. Consideramos complicado asegurar los grupos de convivencia estable entre los más pequeños en las zonas comunes y si se prevé el posible cierre de centros ante algún caso de contagio o qué acciones tienen previsto adoptar en este supuesto.

Administraciones, profesorado, familias y colegios hemos de asumir esa responsabilidad y extremar todas las precauciones.

Los centros educativos están trabajando en la optimización de sus instalaciones y, si fuera necesario, se utilizarán otros espacios del colegio. Las medidas sanitarias que se proponen son las que se están adoptando, como la intensificación y frecuencia de limpieza y desinfección, directrices para mantener el distanciamiento, dotación de equipos de protección individual para el personal o dispensación de productos de higiene. Además, se está formando al personal en las medidas sanitarias, de prevención y en la gestión ante posibles casos, así como comunicando a los alumnos estas directrices para que se familiaricen con su nueva vida académica en los colegios. El riesgo cero en estos momentos no existe, Administraciones, profesorado, familias y colegios hemos de asumir esa responsabilidad y extremar todas las precauciones.

Será necesario revisar y adaptar la programación del curso 2020-2021 para incluir el refuerzo que precisen los alumnos como consecuencia a esta situación y realizar planes de atención emocional, teniendo en cuenta la situación vivida en el último trimestre.

Aunque nuestra experiencia con la educación a distancia ha sido positiva, existe una brecha digital que ha dificultado el acceso a la formación de muchos alumnos en estos meses. Estas desigualdades no se resuelven únicamente entregando dispositivos a los estudiantes, requiere formación de profesorado y alumnado en nuevas tecnologías. Es nuestro deber garantizar la educación del alumno en cualquier circunstancia y estar preparados para volver a la enseñanza a distancia si fuera necesario. La digitalización del sistema educativo es uno de los retos cuya necesidad se ha visto incrementada con esta crisis sanitaria.

Los colegios de CICAE están preparados para su apertura en Madrid y Cataluña

Los centros educativos pertenecientes a la Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE están preparados para su apertura en la Comunidad de Madrid y Cataluña con el paso a la fase 2, hoy 8 de junio. Precisan más información por parte de la Administración para trabajar en sus protocolos sanitarios, organizativos y planes educativos con previsión.

Los centros de CICAE llevan semanas implementado las medidas sanitarias y de higiene exigidas para dar las mayores garantías posibles a personal y alumnado en la vuelta a las aulas. Asimismo, han trabajado en planes organizativos que permitan mantener el distanciamiento social y en las precauciones necesarias para minimizar el riesgo de contagio del COVID-19.

La organización quiere destacar el esfuerzo realizado por los colegios, aunque les hubiera gustado más información por parte de la Administración para trabajar en sus protocolos sanitarios, organizativos y planes educativos con previsión. El pasado viernes por la mañana aún no se sabía con seguridad si los centros escolares podrían abrir sus puertas y existía mucha confusión acerca de las etapas educativas que debían ofrecerse para la asistencia voluntaria de los alumnos. Han trabajado a contrarreloj para adecuar sus espacios a esta situación y, sobre todo, para garantizar la seguridad del profesorado y de los alumnos. Se requiere mayor previsión e información que aminore la incertidumbre y posibilite la preparación de su actividad con garantías.

Los colegios han preparado programas de refuerzo para Primaria y de repaso para los estudiantes de 2º de Bachillerato que se presentan a las pruebas de la EBAU. La educación presencial en estos momentos sigue siendo voluntaria y se ha ofrecido a las familias esta posibilidad, que es una buena medida para que emocionalmente los alumnos cierren esta etapa con mayor normalidad. La educación virtual sigue su curso y se mantiene para el resto de los estudiantes que no acudan a las aulas.

La experiencia con la educación no presencial en nuestros colegios ha funcionado de manera muy positiva desde el primer día, fruto de los planes de digitalización en nuestros centros desde hace años. La presencialidad en estos momentos no es la mayor preocupación, sino que se den todas las garantías también por parte de la Administración para que la formación en las aulas se produzca de forma segura.

Entre las medidas implementadas, los colegios han intensificado la limpieza de sus espacios, en la que se ha aumentado la frecuencia diaria. Se han adquirido equipos de desinfección y artículos de protección individual para profesorado y alumnado, e instalado mamparas protectoras y controles de temperatura. Se han reorganizado las aulas para mantener la distancia de seguridad, facilitado productos de higiene y geles hidroalcohólicos en baños, aulas y zonas comunes, diseñado un nuevo tránsito de personas por entradas, salidas y pasillos, digitalizado documentación para minimizar la manipulación de documentos y realizado comunicaciones continuas a personal, familias y alumnos informando de los protocolos adoptados y directrices a seguir.

Gran nivel de argumentación en la final de la IV Liga de Debate CICAE – UCJC

La cuarta edición de la Liga de Debate Preuniversitario CICAE – UCJC concluyó con una gran final en formato virtual en la que participaron más de 150 alumnos. Los jóvenes, de entre 4º de la ESO y 2º de Bachillerato y procedentes de 20 colegios de toda España, debatieron el 29 y 30 de mayo sobre la pregunta ¿Son aceptables las medidas de seguimiento y control individualizado (ej.: geolocalización masiva de dispositivos móviles de los ciudadanos) para afrontar la pandemia del COVID-19?

Los 36 equipos habían llegado a la gran final tras superar con gran éxito los dos torneos clasificatorios, celebrados en noviembre y enero. En poco más de un mes, tuvieron que preparar argumentaciones a favor y en contra del tema de actualidad a debate, ya que hasta unos minutos antes de que comenzase cada debate no sabían qué postura defenderían.

Las intervenciones de los alumnos han sido valoradas por jueces especializados en debate de competición, que compartieron con el equipo organizativo el gran nivel de argumentación que habían presenciado. En la final en español, un miembro del jurado fue el periodista Vicente Vallés, que también intervino en un coloquio en la inauguración como embajador del torneo final.

En el debate final en castellano se enfrentaron el equipo Ulises (Colegio Europeo de Madrid) contra Cicerón (El Centro Inglés). En la final en inglés compitieron Los Bolivarianos (Brains International School) contra Alea iacta est (SEK International School Catalunya).

 

Debate final en castellano

Debate final en inglés

 

CICAE propone que la EBAU se realice en los centros educativos

La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE propone que, para minimizar el riesgo de contagio, la EBAU se celebre en los propios centros educativos, donde se pueden dar mayores garantías sanitarias al ser aforos más controlados y establecer supervisión en los exámenes.

Las familias han expresado a los colegios la preocupación por la celebración de la EBAU en las facultades, pues consideran que el riesgo de contagio puede darse en los desplazamientos en transporte público y dentro de los recintos.

En 2019, se presentaron unos 300.000 alumnos y, se añade a esto que, cada año, al finalizar los exámenes, se organizan macrofiestas, donde se concentran miles de jóvenes, por ello es preciso que los alumnos estén en grupos más reducidos.

CICAE ha propuesto a la Viceconsejería de Política Educativa de la Comunidad de Madrid que reconsidere esta decisión para que las pruebas puedan organizarse en los centros educativos de la región, pues solo en la Comunidad el curso pasado realizaron las pruebas unos 34.000 alumnos. Una propuesta que la asociación considera se debe evaluar para todo el país.

En los colegios el aforo sería mucho más limitado y la Administración puede establecer los recursos humanos necesarios que aseguren la vigilancia, seriedad y supervisión de los exámenes, además de las medidas sanitarias y de distanciamiento indispensables en estos momentos. Exámenes de gran prestigio internacional, como PISA o del Bachillerato Internacional, ya se realizan en los centros educativos con las máximas garantías de rigor y formalidad.

 

Incertidumbre y nervios en una EBAU inédita

Los alumnos afrontan la EBAU con nervios, como no puede ser de otra manera, pero también con mayor incertidumbre al no conocer aún el protocolo sanitario y organizativo de las pruebas con exactitud, en el que se detallen las medidas sanitarias implementadas, espacios para los exámenes y los descansos, o los recursos de protección individual exigidos.

Los jóvenes que se presentarán a la EBAU, como el resto de población, llevan meses confinados, lo que a nivel emocional supone una dificultad añadida para encarar las pruebas. El miedo al posible contagio en unos exámenes multitudinarios acrecienta la ansiedad que ya de por sí conlleva la EBAU. Aunque las medidas de protección y seguridad son esenciales en esta situación, la experiencia será más incómoda y estresante que en otros años.

150 jóvenes debaten sobre la legitimidad de las medidas de control individualizado para afrontar la COVID-19

Más de 150 jóvenes estudiantes de entre cuarto de la ESO y segundo de Bachillerato, de 20 colegios de toda España, han debatido este fin de semana alrededor de la pregunta ¿Son aceptables las medidas de seguimiento y control individualizado (ej.: geolocalización masiva de dispositivos móviles de los ciudadanos) para afrontar la pandemia del COVID-19?

La Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE), en colaboración con la Universidad Camilo José Cela, han organizado el 29 y 30 de mayo la final de la IV Liga de Debate Preuniversitario CICAE-UCJC, dirigida por Antonio Fabregat y Javier de la Puerta, Campeones del Mundo de Debate en español y en inglés.

El torneo, que en su cuarta edición y debido a las circunstancias actuales de la Covid-19, se ha celebrado por vez primera en modalidad no presencial, ha contado con la participación como embajador de Vicente Vallés, periodista y presentador de Antena 3 Noticias, quien ha afirmado en el acto de inauguración que “si hay algo necesario en este tiempo de dudas es mantener vivo el espíritu de compartir ideas, porque como regla general ninguna idea es perfecta o prescindible al 100%. Es además un ejercicio que permite protegerse frente a la lluvia de falsedades que comparten espacio con la información veraz”.

Los equipos ganadores han sido el colegio El Centro Inglés, en la modalidad en castellano, y Brains International School, en la de inglés. Claudia Ayuso (Brains International School) se ha hecho con el título de mejor orador en español y Mireia Montané (SEK International School Catalunya) en inglés. La competición ha contado con un total de 36 equipos, 24 han participado en español y 12 en inglés.

Los 36 equipos participantes han tenido que preparar argumentaciones a favor y en contra del tema a debatir, pues hasta unos minutos antes de que comenzase el torneo desconocen qué postura tienen que defender. Las intervenciones de los alumnos han sido valoradas por jueces especializados en debate de competición.

Debatir para formar a los estudiantes como ciudadanos más libres

El propósito de la Liga de Debate CICAE-UCJC es fomentar el pensamiento crítico y las capacidades de debate y análisis de los jóvenes, así como ayudarles a entender el poder de la palabra, su importancia para su futuro personal y profesional.

Con ello, el torneo les prepara no solo para debatir, sino también para afrontar el brote de desinformación y fake news que ha surgido junto al boom de las redes sociales y, en especial, durante la pandemia del COVID-19. Para ello, les ha formado para buscar las mejores fuentes de información y aprender a detectar aquellas cuya veracidad debe ser puesta en tela de juicio.

Así, la Liga de Debate CICAE-UCJC trata de otorgar a los estudiantes herramientas que les permitan huir de los posibles sesgos confirmatorios y cámaras de eco que amenazan la formación libre de su opinión y, con ello, trata de convertirles en estudiantes y ciudadanos más libres: libres de pensar y opinar aquello que quieran, pero habiendo construido su opinión desde la objetividad y la razón.

Pese a los problemas que plantea la situación actual de confinamiento de los estudiantes en nuestro país, las ganas y el ímpetu de los participantes ha conseguido superar todos los obstáculos y ha permitido que el torneo, originalmente pensado para celebrarse presencialmente, se haya desarrollado a través de medios telemáticos.

150 jóvenes debatirán sobre la legitimidad de medidas de control individualizado durante el COVID-19

Récord participación torneo Liga Debate Preuniversitaria CICAE - UCJCLa Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE), en colaboración con la Universidad Camilo José Cela, organizan la final de la IV Liga de Debate Preuniversitario CICAE-UCJC, que se celebrará por primera vez en modalidad no presencial, los próximos viernes 29 y sábado 30 de mayo, y que contará con la participación de Vicente Vallés, periodista y presentador de Antena 3 Noticias, que intervendrá como embajador de la competición en el acto de inauguración y entablará un coloquio con los alumnos.

Más de 150 jóvenes de entre 4º de la ESO y 2º de Bachillerato que estudian en 20 colegios de toda España debatirán acerca de si “¿Son aceptables las medidas de seguimiento y control individualizado (ej.: geolocalización masiva de dispositivos móviles de los ciudadanos) para afrontar la pandemia del COVID-19?“. El torneo, que tendrá lugar en español e inglés, está dirigido por los españoles Antonio Fabregat y Javier de la Puerta, campeones del Mundo de Debate en español y en inglés.

El propósito de la Liga de Debate CICAE-UCJC es fomentar el pensamiento crítico y las capacidades de debate y análisis de los jóvenes, y ayudarles a entender el poder de la palabra su importancia para su futuro personal y profesional.

Los 37 equipos participantes deberán preparar argumentaciones a favor y en contra del tema a debatir, pues hasta unos minutos antes de que comience el debate desconocen qué postura tendrán que defender. Las intervenciones de los alumnos son valoradas por jueces especializados en debate de competición.

Pese a los problemas que plantea la situación actual de confinamiento de los estudiantes de nuestro país, las ganas y el ímpetu de los participantes ha conseguido superar todos los obstáculos y permitirá que el torneo, originalmente pensado para celebrarse presencialmente, se desarrolle a través de medios telemáticos.

Los colegios necesitan total autonomía para adoptar las medidas extraordinarias en su reapertura

CICAE valora positivamente que la ministra Isabel Celaá haya compartido las líneas de actuación en las que está trabajando el Ministerio de Educación y Formación Profesional y las orientaciones organizativas para el próximo curso. Solicita flexibilidad y autonomía para adoptar las medidas extraordinarias en la reapertura de los centros educativos en la fase 2 y en septiembre.

Al igual que ha manifestado la ministra Celaá, contemplamos la reapertura en la fase 2 como una oportunidad de trabajar en la vuelta a las aulas de forma gradual y muy controlada. Es necesario que veamos las mejoras y necesidades que surgen de cara a septiembre desde el colegio, con una actividad más reducida. Aunque recaigan muchas decisiones en los colegios en la reapertura, los centros necesitan un marco de garantías y seguridad dada la gran responsabilidad sanitaria que asumen.

Desde nuestro sector pedimos flexibilidad y máxima autonomía para poder adaptar las medidas educativas y organizativas extraordinarias que esta situación excepcional requiere. Los centros educativos tienen que rediseñar su organización escolar para el nuevo escenario. También están estudiando todos los espacios e incluso valorando su ampliación, cuando sea posible, para el uso de áreas comunes con el objetivo de ofrecer la máxima presencia posible. Se requiere mucho trabajo, creatividad y estudio para adecuar las medidas a la realidad de cada centro educativo.

No existen soluciones sencillas a este reto y debemos equilibrar entre las medidas sanitarias que garanticen la salud de los alumnos, los derechos educativos y la necesidad de la sociedad de que prestemos el máximo servicio para volver a la normalidad y que la economía se active en su totalidad.

El equipo de expertos de nuestros colegios está analizando las experiencias acumuladas acerca de la educación no presencial. Los resultados de los alumnos y la satisfacción de las familias son positivos, por lo que tendemos la mano a las Administraciones Públicas para compartir nuestro trabajo y sus resultados, en aras de mejorar la educación de nuestro país en estos momentos tan complicados.