La Asociación de Colegios Privados e Independientes – CICAE ha mostrado hoy su preocupación ante la paralización de la vacunación con AstraZeneca adoptada ayer por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, y pide una hoja de ruta clara para conocer cuáles serán los pasos que se adoptarán en este proceso con respecto a los profesores. “La paralización supone un retraso añadido a la vacunación de estos profesionales que han demostrado ser esenciales durante la pandemia”, ha asegurado Elena Cid, directora general de CICAE.

En este último año de pandemia ha quedado patente que los colegios son un pilar fundamental de la sociedad, han sido y son espacios de aprendizaje seguros, cuya presencialidad garantiza el derecho a una educación de calidad para los alumnos y favorece su bienestar emocional. “La vacunación es la única salida para proteger a los profesores y a los estudiantes. Los docentes de los colegios privados han sido los últimos en las listas de vacunación y, cuando finalmente arrancó el proceso, el profesorado lo tomó con gran esperanza, pues ellos están en primera línea, trabajando con grupos de alumnos que a su vez vienen de sus casas con muchos otros contactos establecidos. Un colegio es una red de redes. La vacunación de los docentes que brindan la educación de nuestros hijos es prioritaria”, ha explicado.

La asociación entiende que la paralización de AstraZeneca responde a criterios dirigidos a salvaguardar la salud de la ciudadanía hasta que se cuente con más información, no obstante, la falta de un plan B por parte de la Administración genera confusión tanto entre los docentes que han recibido la primera dosis como los que aún no han sido convocados para vacunarse. La directiva manifiesta que “necesitamos conocer cuál es el plan en el proceso de vacunación del profesorado, que lamentablemente en los centros privados está siendo lento, hay colegios que nos han confirmado que ni el 10 % de sus docentes ha recibido la primera dosis de la vacuna”.