El archipiélago canario forma parte de España, aunque no como probablemente piensas. Para empezar, las Islas Canarias están más cerca del continente africano (con Fuerteventura, isla ubicada al este, a tan solo 100 km de separación de la costa de Marruecos) que de la Península Ibérica (su isla vecina, Lanzarote, se encuentra a más de 1000 km de distancia de Andalucía, la comunidad autónoma más meridional de la península). De hecho, sus antepasados también eran africanos.

Antes de que los españoles conquistaran Canarias en el siglo XV, las islas estaban habitadas por tribus bereberes. Entre ellas, se incluían los guanches, quienes residían en Tenerife, y los canarii, quienes vivían en Gran Canaria. Por esta razón, se considera que las fiestas de las islas son tan norteafricanas como españolas.

Tradición en la cultura, gastronomía y música canaria

En la fiesta de La Rama, celebrada en el municipio de Agaete al norte de Gran Canaria, se puede contemplar como cientos de isleños descienden por las macizas montañas de Tamadaba a principios del mes de agosto. Durante el trayecto, llevan ramas de palmera con las que golpean el océano Atlántico al llegar al Puerto de las Nieves. Un calco del ritual que realizaban los aborígenes canarii con el propósito de pedir lluvia a los dioses para que los cultivos pudieran sobrevivir y prosperar.     

Uno de estos cultivos era la cebada. La cual se trituraba y tostaba para crear un tipo de harina, el gofio, que, después de miles de años, se sigue utilizando como espesante en la sopa y espolvoreando en la leche. Se piensa que el gofio tiene propiedades fortificantes y, por ello, los lugareños creen que el hecho de que los padres empiecen a introducir este alimento en la dieta de sus hijos a una edad temprana explica por qué tienden a ser más altos que sus compatriotas de la península. Entre sus platos más populares, destacan las papas arrugadas con mojo picón, cuyo grado de picante depende de las preferencias del cocinero y que, generalmente, está hecho de una mezcla de ajo, aceite de oliva, sal, comino, pimentón, paprika y vinagre.

La música canaria tradicional es el folclore. El día de Canarias, que se celebra el día uno de mayo, es la fecha indicada para disfrutar de un concierto en el que los bailarines están tan integrados en la actuación como los músicos. Y, sobre todo, una estupenda oportunidad para escuchar el sonido del timple, una guitarra pigmea muy parecida al ukulele, que tocan con gran entusiasmo tanto encima del escenario como fuera de él.

Arquitectura, deporte y un paraíso español

Una herencia arquitectónica de los colonos prehispánicos son las casas-cueva que a día de hoy siguen habitadas, perfectas para el invierno para mantener el calor cuando bajan las temperaturas y en verano para protegerse del sol. No obstante, el clima en el archipiélago es cálido y agradable.  En el archipiélago, no existen grandes diferencias entre las estaciones del año, se considera que se vive en una eterna primavera, y es por esto que las Islas Canarias también son conocidas como las Islas Afortunadas.  

Los balcones de madera como los que nos encontramos en la Orotava, en Tenerife, tienen un aspecto alpino. En otros lugares, las casas canarias tradicionales tienden a ser bajas construcciones de piedra cubiertas de manchas distintivas. Las excepciones son la catedral de Las Palmas de Gran Canaria, la cual se caracteriza por la combinación de los estilos barroco, gótico y neoclásico, y el moderno Auditorio de Tenerife ubicado en Santa Cruz de Tenerife, una réplica prácticamente exacta de la Ópera de Sídney.

En todas las islas, los nativos son grandes seguidores de la lucha canaria. Este deporte comparte una similitud con el sumo, ya que también se intenta derribar al oponente agarrándolo de su equipaje.  Aunque los luchadores canarios llevan puesto algo más de ropa que sus homólogos japoneses. No obstante, el deporte más conocido es el fútbol, siendo la cuna de algunos jugadores de gran renombre de este deporte, quienes han ganado los mayores premios de la Liga de Campeones y la Copa del Mundo. El increíble centrocampista del Manchester City, David Silva, procede de Arguineguín, una localidad del sur de Gran Canaria y uno de sus rivales en la Premier League, Pedro, delantero del Chelsea, proviene de Tenerife. Este deporte es una de las razones que explican la competitividad existente entre estas dos islas, a todos los niveles.  

La isla de Lanzarote es conocida como el Hawái de Europa debido a la calidad de sus olas, siendo la favorita de los surfistas. La playa de Pozo Izquierdo, al sureste de Gran Canaria, alberga los campeonatos del mundo de windsurf y en las playas de Corralejo, al norte Fuerteventura, es fácil ver a los kitesurfistas disfrutando del mar. Igual de sencillo es ver las estrellas desde las zonas más occidentales de La Palma y Tenerife, cuyos observatorios ofrecen unas magníficas vistas del cielo con los niveles más bajos de contaminación lumínica del mundo.